Amuletos contra el mal de ojo

Amuletos contra el mal de ojo

Potente amuleto contra el mal de ojo, el ojo turco.

El ojo turco o nazar bocu, también llamado el ojo del bien o del mal depende de cómo se utilice.
Lo podemos encontrar en rojo y azul pero para utilizar como un súper potente amuleto contra el mal de ojo utilizaremos el de color azul.
En Turquía llevan siglos utilizando este amuleto súper poderoso con unos resultados espectaculares para protegerse del mal de ojo, la brujería y la magia negra.

Lo podemos utilizar en pendientes, collares, pulseras, llaveros… la forma no importa porque su efectividad es la misma.

Amuletos contra el mal de ojo

Amuletos contra el mal de ojo

Amuletos contra el mal de ojo el ojo turco

Amuletos contra el mal de ojo el ojo turco

Amuletos contra el mal de ojo y la brujeria

Amuletos contra el mal de ojo y la brujeria

Amuletos contra el mal de ojo y la envidia

Amuletos contra el mal de ojo y la envidia

El mal de ojo es una forma de magia negra y brujería muy potente  que puede afectar a una persona de forma definitiva.
Esa gran potencia radica en que sale de las entrañas del mal de las personas y lo echan a otras por tanto sólo rompiéndolo o protegiéndonos podemos escapar de este mal demoníaco.

Dolores de cabeza que no cesan, mareos, vómitos, diarrea, problemas económicos y laborales, problemas sociales y sentimentales, todo a nuestro alrededor se hunde pero no tenemos ninguna causa el por qué está pasando. Los médicos no encuentran ninguna causa física de nuestros padecimientos tanto físicos como espirituales.

Cuando notemos que todo a nuestro alrededor se derrumba y que tenemos una fuerte depresión y ansiedad es hora de darnos cuenta de que alguien nos ha echado mal de ojo.
En estos casos el ojo turco es un talismán súper potente que nos ayudará a quitar el mar de ojo, a limpiar toda la negatividad y a empezar a equilibrar todo nuestro ser energético y espiritual a la vez que pondrá en orden nuestra vida material.

También lo podemos utilizar para prevenir cualquier tipo de ataque y energías negativas que otras personas nos puedan echar.
La vista es super poderosa tanto de forma positiva como negativa por tanto tenemos que tener muchísimo cuidado en mirar a los ojos a personas que sabemos que son seres malignos.
Ya desde la antigüa Babilonia se decía que una mirada era capaz de acabar con un reinado entero, por tanto debemos estar siempre protegidos contra el mal externo.
El ojo turco nos va a proteger de los sentimientos de maldad que tienen los seres humanos.
Antes de utilizarlo vamos a ritualizarlo con nuestra propia energía para que quede cargado de nuestra impregna y nuestra esencia y una vez cargado y ritualizado será un amuleto súper poderoso protector y a la vez si estamos infectados de este mal demoníaco nos liberará y nos ayudará empezar una vida nueva y equilibrada.

Para realizar este proceso de ritualización necesitaremos:

  • Un bol de cristal.
  • Sal marina.
  • Un imán.
  • 5 gotas de agua bendita.
  • Una cajita de madera.

Vamos aprovechar la energía que necesitamos, la energía universal del sol y la luna para cargar nuestro amuleto y que sea una super protección y a la vez nos sirva para eliminar el mal de ojo.

Empezaremos con la luz de la luna, una noche de luna llena llenaremos el bol con medio litro de agua mineral, echaremos un puñado de sal marina y un imán dentro.
A continuación pondremos nuestro ojo turco dentro, ya sea pulsera, collar, llavero, pendientes y lo dejaremos durante toda la noche en algún lugar donde los rayos de la luna penetren de forma muy fuerte en nuestro amuleto.

A la mañana siguiente limpiaremos el bol y volveremos a echar medio litro de agua mineral, un puñado de sal marina, el imán y volveremos a poner dentro el ojo turco para que esta vez durante todo el día se cargue de la energía potente de los rayos del sol.

Cuando haya acabado el día limpiaremos con agua mineral el ojo turco que ya estará supercargado energéticamente para que su funcionamiento sea súper potente, los sacaremos, y echaremos cinco gotas de agua bendita.
Lo pondremos a continuación dentro de una cajita de madera y lo dejaremos allí 24 horas, este proceso final hará que las fuerzas blancas de luz de nuestro señor acaben de ritualizarlo y otorgarle poderes de protección y eliminación del mal.

Pasadas las 24 horas nos pondremos encima nuestro ojo turco y durante una semana seguida no debemos quitárnoslo jamás.
Durante ese tiempo veremos como nuestros padecimientos y dolores físicos, mentales y espirituales van desapareciendo porque nuestro amuleto contra mal de ojo está haciendo su efecto.
Pasada esta semana podemos ir guardándolo dentro de nuestra cajita de madera y utilizarlo de vez en cuando cuando nos notemos que necesitamos más fuerza y vitalidad.