Limpieza energetica astral con sal y agua

Limpieza energetica astral con sal y agua

Limpieza enérgetica astral con sal, agua y piedras preciosas.

Cuando sintamos que estamos cargados de forma muy negativa energéticamente, que estamos siempre cansados, de mal humor, con ansiedad y depresión, todo nos sale mal y no tenemos ilusión por nada, y no tenemos ningún trastorno físico, es el momento de limpiar energéticamente nuestro cuerpo astral ya que seguramente esta totalmente contaminado de energía negativa del ambiente de otras personas.

Es importante realizar una limpieza astral al menos dos veces al año porque las energías negativas del mundo en el que vivimos como la envidia y los celos pueden acabar haciéndonos enfermar física y mentalmente.

Para poder limpiar nuestro cuerpo astral perfectamente vamos a utilizar una de las piedras preciosas más potentes que existen para limpiar y calmar los planos espirituales, emocionales y físicos que a la vez nos proporcionará la calma, el equilibrio y la paz interior que tanto buscamos y necesitamos, estamos hablando de la amatista.

La amatista no sólo nos ayuda a limpiarnos sino que además nos proporcionará una mejor intuición, una vida espiritual más clara y profunda, sentimientos plenos de amor y felicidad, y nos conectará con la madre tierra a la vez que nos servirá como protección energética ya que es una de las piedras más poderosas energéticamente hablando. Esta protección será tanto a nivel interior espiritual como a nivel físico.

Cómo realizar la limpieza energética astral:

Limpieza energetica astral profunda

Amatista Limpieza energetica astral

Primeramente necesitaremos los siguientes materiales:

  • Un colgante de piedra amatista.
  • Un bol con agua.
  • Sal marina.

Una vez tenemos todos los materiales la noche antes de realizar la limpieza astral pondremos el colgante de amatista dentro de un bol con agua y sal marina y la dejaremos durante toda la noche. De esta manera descargaremos la piedra de toda la posible negatividad que haya absorbido del ambiente y de las personas.

A la mañana siguiente, nos levantamos y sin almorzar ni nada debemos coger el colgante de amatista e ir hacia el baño.

Allí nos desnudamos y pasamos por todo nuestro cuerpo perfectamente la piedra amatista. Desde la punta de los pies a la punta a la cabeza, el proceso debe ser lento, minucioso y ejecutado perfectamente.

Acabado este proceso volvemos a poner el colgante dentro del bol con agua y sal marina y lo dejamos durante cinco minutos. Nosotros esperamos desnudos sin vestirnos.

Pasados los cinco minutos volvemos a realizar en el baño la misma operación, de esta manera nos aseguraremos que la limpieza astral sea minuciosa y perfecta.

Acabado este proceso nos pondremos una prenda de vestir de color blanco que nos cubra todo el cuerpo.
La llevaremos durante todo el día y esa noche dormiremos desnudos con la amatista colgada del cuello.
Cuando nos levantemos por la mañana la limpieza energética astral habrá terminado y estaremos limpios espiritual, energética, astral y físicamente.