Ritual de la luz celestial y oracion para peticion

Ritual de la luz celestial y oracion para peticion

Ritual poderoso para abrir los caminos hacia la luz celestial del Dios padre.

Con este ritual súper poderoso ayudaremos a que esa persona que está a punto de abandonar nuestro plano material(muerte física), encuentre fácilmente el camino hacia Dios padre el cual le orientará para que empiece una nueva vida en un nivel espiritual superior.

Gracias a este ritual evitaremos lo que todos conocemos como fantasmas o espíritus que vagan todavía por el plano material sin poder participar en él porque no han encontrado camino hacia los luz del Dios padre y desconocen que ya no pertenecen al mundo material sino a un nivel estado superior.

Para el ritual para encontrar la luz del Dios Padre necesitaremos:

  • Una vela dorada.
  • 2 velas blancas.
  • Una vela de color rojo oscuro.
  • Un pergamino cuadrado pequeño.
  • Tinta china negra.
  • Agua bendita.
  • Una cruz de madera con cristo
  • Una foto del ser que va hacia la luz.
  • Cerillas de madera.

Cómo realizar nuestro ritual hacia la luz celestial correctamente:

Este ritual lo debemos realizar un domingo, es decir el día del señor, el día de la resurrección de Cristo.

Quien realice este ritual debe tener un lazo emocional muy estrecho con la persona, no puede ser simplemente un conocido, aunque no sea familiar directo debe haber una relación emocional muy fuerte.

Colocaremos las velas y los otros elementos tal como muestra el dibujo en el suelo de alguna habitación(preferiblemente en la habitación donde esta persona solía dormir aunque no esté ahora en ella).

Ritual de la luz celestial y oracion para peticion

Ritual de la luz celestial y oracion para peticion

Una vez todo está correctamente colocado con tinta china negra escribiremos en el pergamino lo siguiente:

“Dios, nuestro Padre,
Tú poder nos lleva al nacimiento,
Tu providencia guía nuestras vidas,
y por tu orden divino volvemos al polvo,
Dios padre guia el alma(escribimos el nombre completo de la persona),
hacia la luz celestial de tu ser, la puerta hacia una nueva vida”; Amén.

Cuando hemos acabado de escribir esta petición a Dios padre en el pergamino lo colocamos tal como muestra el dibujo.

A continuación vamos a utilizar el agua bendita de la siguiente manera:

Primero frotaremos las 4 velas con agua bendita.
Echaremos 4  gotas encima de la fotografía.
Echaremos otras 4 gotas encima del pergamino.
Y echaremos 4 gotas más encima de la Cruz, una en cada una de sus puntas.

Vamos a encender las cuatro velas y cada una de ellas con una cerilla de madera distinta.

Nos colocaremos de rodillas, las manos juntas en forma de oración y en voz alta, clara y fuerte vamos a realizar la siguiente oración de petición:

Señor, los que mueren siguen viviendo en tu presencia,
sus vidas cambian, pero no terminan.
Rezo para que concendas descanso eterno a:
(Decir el nombre completo de la persona), oh Señor,
en el seno de tu reino de luz blanca celestial,
(Decir el nombre completo de la persona, descansa en paz,
Que el alma de (decir el nombre completo de la persona)
y las almas de todos los fieles difuntos, por la misericordia de Dios, descansen en paz, Amén”.

Lo dejaremos todo tal y como está, que las velas se vayan consumiendo y no tocaremos nada de este ritual hasta que la persona haya cruzado el umbral hacia la nueva vida junto con Dios padre y todas las almas de luz blanca y pura que habitan en el reino de Dios.

El día de la despedida final de este ser, una vez haya cruzado la línea hacia el reino de Dios y dejado el mundo material en el que vivimos, para despedirlo y asegurarnos que su camino sea el indicado como hemos pretendido con este ritual volveremos a repetir esta oración en voz alta, a solas y esta vez en el camposanto.

Señor, los que mueren siguen viviendo en tu presencia,
sus vidas cambian, pero no terminan.
Rezo para que concendas descanso eterno a:
(Decir el nombre completo de la persona), oh Señor,
en el seno de tu reino de luz blanca celestial,
(Decir el nombre completo de la persona, descansa en paz,
Que el alma de (decir el nombre completo de la persona)
y las almas de todos los fieles difuntos, por la misericordia de Dios, descansen en paz, Amén”.