Viaje astral tecnicas como hacerlo

Viaje astral tecnicas como hacerlo

Viaje astral desdoblamiento voluntario y controlado.

El viaje astral es una técnica que se utiliza desde hace siglos y siglos para poder estar en el plano astral o espiritual sin necesidad de morir antes físicamente.
Esta técnica nos conecta con nuestro yo real , es decir el ser inmaterial, metafísico y energético que realmente somos, fuera de nuestra carcasa que es nuestro cuerpo material que a la vez es nuestra cárcel porque nos limita y evita que podamos hacer cosas que realmente un ser espiritual puede hacer.

Hay muchas personas que realizan viajes astrales sin ser conscientes de ello, por ejemplo en el caso de las experiencias cercanas a la muerte, donde súbitamente por un impacto en nuestro ser material(accidente, enfermedad…), somos despedidos de nuestro cuerpo material y vamos directamente al plano astral. Muchas personas que jamás realizaron un viaje astral o no saben lo que es y tienen esta experiencia extracorporea, al volver a su cuerpo material y físico tardan años en entender la experiencia incluso necesitan ayuda porque se dan cuenta de que la muerte física no es el final sino un paso hacia un plano elevado espiritual, hacia la vida real y eterna y tienen que asimilar estos nuevos conocimientos.

Otra de las cosas que debemos tener en cuenta a la hora de realizar un viaje astral es evitar tener miedo. El miedo es lo que a mucha gente le hace fracasar en su intento de realizar un viaje astral.
No debemos tener miedo al realizar un viaje astral o desdoblamiento porque siempre podemos volver a nuestro cuerpo material y no hay ningún tipo de peligro, nadie nos puede hacer daño en el plano espiritual.

Nuestro cuerpo material y astral estarán siempre unidos por el llamado cordón de plata, un nexo de unión que sólo se rompe definitivamente cuando muere nuestro cuerpo material.
Por tanto el miedo lo debemos dejar atrás, en el plano espiritual real no existe el miedo y la ansiedad, esto es obra del paro material de los hombres, en el plano superior sólo existe la paz y la libertad.

También debemos ser conscientes de que necesitamos dominar alguna técnica de relajación profunda, o al menos llegar a estados de relajación y concentración muy profundos para poder salir de nuestro cuerpo material.
Para realizar un viaje astral primero deberemos llegar mentalmente a un plano superior e ir hacia él y esto sólo lo conseguiremos primero a través de una concentración profunda.

Una buena técnica antes de poder realizar un viaje astral por primer vez es tumbarnos en la cama relajadamente cerrar los ojos e imaginarnos fuera de nuestro cuerpo. Podemos tener en nuestra mente imágenes que hemos visto en documentales y películas, debemos imaginar que estamos viendo nuestro cuerpo físico tumbado en la cama desde la parte de arriba de nuestra habitación, para acostumbrarnos a esta sensación y cuando se dé el caso real no tengamos miedo y ansiedad de ver nuestro cuerpo físico en la cama y nosotros fuera de él.
Es un buen ejercicio ir poco a poco imaginando que vamos volando con nuestro cuerpo espiritual y dejando atrás la carcasa material.

Cuando dominemos perfectamente la técnica del viaje astral podremos hacer cosas que nuestra mente no puede ni imaginar, no hay limitación en el mundo espiritual, podemos viajar por toda la tierra, por todo el universo, por todos los universos infinitos paralelos que existen, podemos realizar viajes en el tiempo, de hecho mucha gente aprovecha los viajes astrales para ir a conocer a familiares que nunca pudo conocer porque murieron antes de que él llegara al plano material.

Viaje astral tecnicas como hacerlo

Viaje astral tecnicas como hacerlo

Vamos a dar unas cuantas claves y técnicas para realizar correctamente un viaje astral o al menos para iniciarnos para que en un futuro podamos realizarlos perfectamente. Es importante que realicemos una práctica diaria de unos 10 minutos para ir perfeccionando nuestro método para cumplir nuestro objetivo final de realizar viajes astrales completos.

Elegiremos una habitación a oscuras y donde nadie nos pueda molestar.
Debemos elegir un día tranquilo, donde nuestro ánimo sea positivo y estemos relajados.
Nos tumbamos en la cama, preferiblemente sólo con la ropa interior y a continuación cerraremos los ojos.

A continuación vamos a concentrarnos solamente en nuestra respiración y en que queremos abandonar nuestro cuerpo físico.
Vamos a imaginarnos que cada vez pesamos menos, menos y menos, empezamos a ser como plumas, empezamos a ser aire, nuestro cuerpo no pesa nada, nos estamos proyectando en una dimensión astral, vamos pesando cada vez menos, y nos imaginamos que flotamos porque la gravedad no existe, fluimos por el aire y para el aire.

Poco a poco iremos empezando a realizar nuestro viaje, para poder detectar si ha empezado realmente nuestro viaje astral, los síntomas más comunes son zumbidos, ruidos, un poco de desorientación y vueltas que da nuestra cabeza ya que estamos cambiando de plano.

El zumbido es característico de una primera etapa, cada vez se hace más potente porque vamos a empezar a ir a un segundo nivel, no debemos asustarnos por primera vez cuando oigamos este zumbido fuerte en nuestra cabeza, al contrario, debemos sentirnos felices y en paz porque estamos realizando la primera etapa satisfactoriamente. Ese zumbido irá desapareciendo a medida que lleguemos a un segundo nivel en la técnica del viaje astral.

Recordar que es muy importante no sentir miedo y angustia, es uno de los síntomas más comunes en la gente que nunca realizado técnicas de desdoblamiento, pero que se supera fácilmente una vez se han realizado varios viajes. Si no podemos evitar el miedo y la angustia podemos parar y seguir otro día. Poco a poco iremos sintiéndonos más seguros.

El zumbido característico del cambio de plano va desapareciendo y empiezan a verse en nuestra mente imágenes borrosas tanto de personas como de paisajes, oimos voces pero ya somos conscientes de que no están en nuestro plano material.

En este momento ya no tendremos ninguna atención sobre ningún estímulo sensorial material, estamos prácticamente en un plano espiritual superior, en otras dimensiones y la dimensión material ya no existe para nosotros.

En este momento en que estamos prácticamente en el otro lado realizaremos el siguiente ejercicio en las primeras ocasiones para ayudar a salir nuestro cuerpo al mundo astral.

“1,2, 3 estoy fuera, 4, 5 ,6 estoy fuera del mundo material, 7, 8, 9 estoy dentro del mundo astral, 10, estoy viajando en el plano espiritual”.

Es el momento de salir sín miedo, imaginemos que estamos volando y empezamos a explorar el mundo astral. En cuanto seamos capaces de ver nuestro cuerpo durmiendo ya podemos confirmar que estamos fuera de él y por tanto ha empezado nuestro viaje astral.

Esta técnica la debemos trabajar día a día. Cuando empecemos a oír los zumbidos y a continuación las imágenes borrosas, ruidos y seamos conscientes de que hemos dejado el plano material atrás y a ver nuestro cuerpo físico tumbado, nuestra técnica para realizar viajes astrales será completa y los realizaremos de forma rápida y satisfactoria.

Sólo es cuestión de trabajar la meditación y relajación y dejar el miedo y la ansiedad tras, en el mundo material en el que vivimos.
Para volver a nuestro cuerpo sólo debemos desearlo, tan fácil como esto, en cuanto nos concentremos en que estamos volviendo a nuestro cuerpo material el acoplamiento será automático y el desdoblamiento habrá terminado. Esta es la parte más importante que debemos trabajar la ausencia del miedo tanto a salir como volver a nuestro cuerpo material.