¿Qué consideras que da suerte?

Aunque Irlanda y sus tréboles siguen siendo sinónimos de buena suerte, la idea de que un objeto concreto otorgue un karma positivo a su propietario no es exclusiva del país.

De hecho, la palabra «suerte» no es en absoluto irlandesa, según Dictionary.com, que sugiere que el origen del término puede ser el holandés medio, una abreviación de la palabra «gelucke».

He aquí un vistazo a 7 efectivos amuletos de buena suerte de todo el mundo:

Desde golpear la madera hasta las herraduras y las mariquitas, la cultura popular de Estados Unidos idolatra muchas fichas y rituales que se cree que traen buena fortuna. Sin embargo, ninguno es tan extraño como la pata de conejo: una pata de mamífero cortada, a menudo teñida y fijada en un llavero para guardarla.

Los orígenes de esta tradición dependen de a quién se le pregunte.

Pata de conejo:

Numerosos sitios web remontan la creencia a los antiguos celtas, que pensaban que los conejos -criaturas que excavan en la tierra- podían comunicarse directamente con los dioses y los espíritus. Por su parte, citando al folclorista Bill Ellis, Scientific American atribuye el amuleto de la buena suerte a las «tradiciones mágicas afroamericanas» y al ingenioso personaje de B’rer Rabbit, conocido por utilizar su cerebro para superar la adversidad.

Escamas de carpa:

La cena de Nochebuena con carpas es una especie de tradición en algunas partes de Europa. Pero no es tan sencilla como podría parecer.

En Polonia, Austria, Alemania y otros países cercanos, el pez debe vivir en la bañera familiar durante días antes, según NPR. Después de la comida, la gente recoge las escamas de la carpa, un signo de buena suerte para el nuevo año. Algunos incluso las llevan en la cartera.

Escarabajos:

Un escarabajo que come caca para sobrevivir no parece el tipo de criatura que deba ser idolatrada o adorada.

Sin embargo, en el antiguo Egipto, la gente encontraba un propósito en ver cómo los escarabajos hacían rodar las heces por la arena. «Para los egipcios, eso simbolizaba el movimiento del sol por el cielo», explica Gene Kritsky, autor de «Insect Mythology», a la emisora WKSU, afiliada a NPR.

Así, la cultura consideraba al escarabajo pelotero como la encarnación del dios del sol Khepri, según National Geographic. La imagen del insecto, adoptada como amuleto de buena suerte, sigue apareciendo hoy en día en la joyería.

amuletos de buena suerte

Las bellotas:

Las ardillas han dado en el clavo.

En Noruega, la bellota es un símbolo de buena suerte tomado del folclore vikingo. En la leyenda nórdica, el roble representa a Thor, el dios del trueno y el rayo, según DailyMail. Para proteger sus casas de los rayos, los antiguos nórdicos las llenaban de bellotas.

Esvásticas:

Antes de aparecer en los logotipos de los grupos de supremacía blanca, la esvástica tenía una connotación más inocente.

Derivada de la palabra sánscrita «svastika», que significa «buena fortuna» o «bienestar», el símbolo -una cruz con ganchos- es una imagen habitual en templos o casas de la India o Indonesia, según el Museo Conmemorativo del Holocausto de Estados Unidos.

Antes de la Segunda Guerra Mundial, el emblema de la buena suerte se adoptó incluso en la publicidad y la arquitectura occidentales. En el siglo XIX, los eruditos alemanes que traducían el sánscrito notaron una similitud con su propio idioma. «Llegaron a la conclusión de que indios y alemanes debían tener una ascendencia común e imaginaron una raza de guerreros blancos con aspecto de dioses a los que llamaron arios», escribe la BBC. A partir de ahí, un símbolo de suerte se convirtió en un símbolo de odio.

Ojo Turco:

Paseando por cualquier bazar de Turquía es probable que encuentre amuletos de cerámica con un círculo azul oscuro que rodea la forma de un ojo.

El Nazar Boncuğu, como se llama, es un colgante con forma de ojo que se cree que aleja el «mal de ojo». Se coloca en cualquier cosa, desde anillos hasta colgantes, y se cree que absorbe la mala energía, protegiendo a su dueño de maldiciones y enfermedades.

El color rojo:

En China, cultura del simbolismo, no faltan objetos que representan la fuerza, la salud, la longevidad y otras características positivas.

Está el «Buda riente» para la felicidad y el bambú, que trae un año de prosperidad. Otro símbolo muy extendido, especialmente durante el Año Nuevo chino, es el color rojo.

La gente cuelga farolillos rojos, lleva ropa roja y se regala sobres rojos con dinero. Según Reader’s Digest, la tradición comienza en el folclore chino con Nian, una bestia roja que destruía las cosechas y se comía a los niños en el Año Nuevo. Una vez que Nian fue derrotado, el color se convirtió en un símbolo de buena fortuna, que incluso llevaban las novias el día de su boda.

AMOR KARMICO


0 Comments

Deja una respuesta

Avatar placeholder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.