¿Sabías que la ropa puede transmitir energías negativas?

Sí, sobre todo si son usadas y no sabemos a ciencia cierta el origen de las mismas.

Estas energías interfieren en el campo electromagnético que tenemos a nuestro alrededor, es decir, en nuestra aura.

En este artículo, hablaremos de cómo eliminar las energías negativas de la ropa.

Eliminar las energías negativas de la ropa


Siempre es una buena idea optar por productos, objetos y ropa reutilizados para llevar una vida más sostenible.

Además de ayudar al medio ambiente, es una buena forma de ahorrar dinero.

Sin embargo, todo lo que alguna vez perteneció a otra persona, viene cargado de una energía anterior.

Cuando compras ropa usada en una tienda de segunda mano, no puedes imaginar dónde ha estado o quién la ha usado.

¿Y si la persona o el entorno no estaban bien alineados con las buenas energías? Esto puede ser transferido a ti.

Ten en cuenta que estas energías no son siempre malas que te harán un gran daño. Pero puedes tener que lidiar con la confusión de alguien que no tiene nada que ver con tu vida.

Es como un problema de comunicación con la Divinidad, una interferencia en tu camino personal. En ese caso, lo mejor es neutralizarlos.

Antes de comprar cualquier pieza usada, tómate tu tiempo para mirar con atención. Pruébala y siente si la prenda te produce alguna mala sensación.

Si la energía es muy pesada, tendrás que limpiar la ropa necesariamente. Aquí hay algunas formas de eliminar las energías negativas de la ropa.

Formas de eliminar las energías negativas de la ropa y los zapatos

La sal es un poderoso agente de limpieza y desmagnetización energética.

Utilízala para lavar tu ropa usada recién comprada o la tuya propia después de ir a ambientes pesados, como los cementerios, por ejemplo.

Pon un poco de sal en un cubo y llénalo de agua.

Deja la ropa en remojo durante un rato y luego aclárala normalmente. También puedes utilizar un poco de amoníaco en lugar de sal si lo prefieres.

En el momento de planchar la ropa, puedes rociar un poco de agua perfumada con algún aroma que te guste.

El amoníaco y la sal también se pueden utilizar para este fin en los zapatos.

Moja un paño en una mezcla de agua y sal (o amoníaco) y pásalo por todo el zapato, incluso por el interior.

El agua bendita es un elemento que puedes utilizar para purificar tu ropa.

Consigue un poco de agua bendita y añádela a un cubo con agua corriente y sal.

Deja tu ropa en remojo para conseguir un efecto desmagnetizador y purificador al mismo tiempo.

La luz del sol es otro poderoso regalo para eliminar las energías de la ropa. Déjelas extendidas al sol durante un día entero.

El sol sigue eliminando posibles hongos y bacterias.

De la misma manera que nos sentimos nuevos cuando cambiamos de look o movemos los muebles, podemos hacer lo mismo con la ropa.

Cambiar significa hacer circular la energía.

Puedes transformar el aspecto de tu prenda cortando las mangas o aplicando una guarnición, por ejemplo.

AMOR KARMICO


1 Comment

Deja una respuesta

Avatar placeholder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *