La brujería es una forma de vida fascinante basada en las reglas de la madre naturaleza, las leyes del universo y los componentes del universo como el sol, la luna y las estrellas.

Muchas personas que siguen un camino mágico tienen una habilidad mágica innata y saben cómo utilizarla. Pero incluso si no tienes ninguna habilidad mágica especial, puedes aprender brujería. Puedes aprenderlo, sólo tienes que desearlo con todo tu corazón.

Aprender brujería con la ayuda de Internet

Internet ofrece innumerables recursos gratuitos, incluido nuestro sitio web. Hay docenas, si no cientos, de hechizos gratuitos con los que puedes empezar. Estos hechizos gratuitos también incluyen instrucciones sobre cómo realizar los rituales.

Te dicen qué herramientas necesitas y qué debes decir. En Internet también puedes leer sobre la brujería y su historia, sobre las diferentes herramientas e ingredientes y las propiedades mágicas de cada elemento. Hay muchos buenos ensayos y artículos que explican con detalle el mundo espiritual. También puedes encontrar tiendas online donde comprar los utensilios necesarios, desde hierbas y velas hasta materiales para el altar, talismanes y amuletos.

Si quieres aprender brujería, no puedes evitar estas cosas, y si no puedes comprarlas en una tienda cercana, Internet es un buen lugar para hacerlo.

Aprender el arte de la brujería y la hechicería

Aprender brujería con la ayuda de los libros

Los libros y otra literatura también pueden ayudarte a aprender brujería. Necesitas un buen Libro de las Sombras para describir tus hechizos y formar la base de tu brujería.

Puedes empezar por mirar nuestros hechizos gratuitos y anotarlos en tu propio Libro de las Sombras, donde recoges tus hechizos. Te da espacio para tus notas y experiencias, ayudándote a organizarte.

El Libro de las Sombras se puede comprar, pero sólo puedo recomendar que te quedes con tu propio libro desde el principio. Anota todo lo que aprendas y añade tus notas a cada hechizo que lances. Esto será de gran ayuda a lo largo de tu proceso de aprendizaje espiritual.

También hay muchos libros sobre Wicca y brujería en general, así que puedes leer sobre los aspectos prácticos y obtener consejos que no puedes conseguir en ningún otro sitio.

Enseñanza y formación

Si conoces a alguien que practica la magia, podrías ser aprendiz de esa persona y aprender la brujería con ella de alguien que lleva años haciéndolo y ha adquirido una importante experiencia. Tal vez haya una bruja profesional que necesite un aprendiz.

Esta posibilidad sería perfecta para aprender mucho sobre la práctica de la brujería. Un aprendizaje de este tipo no suele ser remunerado, pero a cambio se adquiere una experiencia impagable, y eso es suficiente recompensa. Un profesional o, al menos, un brujo experimentado puede ayudarte a aprender los fundamentos de la magia en pocos meses. Pero incluso después de eso, el aprendizaje continúa.

Comprender la brujería, los rituales y los hechizos suele llevar sólo unos meses, tanto si adquieres tus conocimientos por tu cuenta como si te forma un brujo o bruja.

Después, puedes lanzar hechizos y crear tus propios rituales.

Lo mejor es hacer los hechizos por ti mismo primero, para ver qué pasa y para practicar. Luego puedes hacer hechizos para tus amigos para que aprendas lo que se siente al realizar rituales para otras personas. Porque si te has propuesto convertirte en una bruja profesional, tienes que saber qué se necesita para hacer magia para los demás.

Debes ser capaz de lanzar hechizos efectivos. La brujería es un arte que puedes aprender y una forma de vida que puedes hacer tuya.

tarot del amor consultas


0 Comments

Deja una respuesta

Avatar placeholder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.