TAROT DE LOS 7 ARCÁNGELES!!! DESCUBRE TUS ANGELES GUIA Y SUS MENSAJESangeles mensajes

Es normal sentirse ansioso, pero si estamos constantemente en un círculo vicioso de ansiedad, debemos intentar salir de él.

El miedo es natural porque nos ayuda a afrontar mejor las situaciones de estrés y peligro.

La vida actual conlleva muchos peligros y factores de estrés que provocan los mismos cambios en nuestro cuerpo que si nos hubiéramos encontrado con un oso en el bosque.

Hoy en día no es aconsejable huir del peligro (como de un oso) si tememos, por ejemplo, no hacerlo bien en una entrevista de trabajo, y desde luego no huir de un examen, aunque temamos suspender y perder un año de estudio.

Nos enfrentamos al miedo todos los días, y cuando huimos de él, siempre tenemos miedo de las situaciones de las que hemos huido.

Es bueno enfrentarse al miedo porque te ayuda a salir del círculo vicioso del miedo, pero si no tienes fuerzas para hacerlo, debes hacerlo en pequeños pasos.

Algunas personas tienen miedo todo el tiempo, por ejemplo, del transporte público, de hablar con gente que no conocen, etc. Si tienes miedo a muchas cosas, esto te lleva a un círculo vicioso de miedo, que debes trabajar cuanto antes para poder salir de él.

Este miedo constante hace que la vida sea un infierno. No podemos funcionar con normalidad, nos dificulta la comunicación con nuestros semejantes y nos resta fuerza en todos los ámbitos de la vida.

Por eso, con este texto queremos intentar ayudarte a salir del círculo vicioso del miedo.

Debes saber que el camino hacia la felicidad no será fácil, pero haz acopio de fuerzas y ve a la batalla.

¿Qué nivel de ansiedad es normal?

Preocuparse, dudar o tener miedo es algo bastante normal.

Preocuparse por las facturas impagadas o los próximos exámenes es algo bastante natural, y estas emociones son las mismas para todas las personas en estas circunstancias.

Las ansiedades se vuelven excesivas cuando son incontroladas o surgen de la nada.

Si la situación más normal te asusta, no puedes dormirte por la preocupación y estás constantemente cavilando, es posible que hayas caído en un círculo vicioso de ansiedad.

Otra señal de alarma es cuando la pregunta «¿qué pasaría si?» pasa constantemente por tu mente y piensas que algo malo sucederá en cada situación.

Estos miedos se convierten en una forma de vida que interfiere en la vida cotidiana y no eres capaz de desterrar estos miedos de tu mente.

Todo esto lleva a un círculo vicioso de miedo del que sólo se puede salir con mucha fuerza y disciplina.

Los constantes temores no sólo afectan a nuestra salud mental, sino también a la física. La constante expectativa de lo peor y el pensamiento negativo también conducen a problemas estomacales, dolores de cabeza, tensión muscular, aumento o pérdida de peso y palpitaciones.

En cuanto a la salud mental, además de la ansiedad, uno puede estar constantemente nervioso, sufrir insomnio y ser incapaz de concentrarse.

También ocurre que la gente descarga sus sentimientos negativos en las personas más cercanas. Algunas personas intentan escapar de este círculo vicioso de ansiedad con drogas y alcohol, pero esto sólo empeora la situación en la que se encuentran.

Esta condición puede conducir a un trastorno de ansiedad generalizada y si te encuentras en estas situaciones, debes empezar a trabajar en ti mismo, tomar medidas o buscar ayuda.

Es difícil vivir una vida sin preocupaciones. ¿Por qué?

Cuando estás en un círculo vicioso de ansiedad, te quedas despierto por la noche, constantemente nervioso y tenso, y cuanto más no duermes, más nervioso e irritable te vuelves. Se trata de un círculo vicioso al que no se le ve el fin, y debería hacer algo al respecto rápidamente.

Tu ansiedad crónica se alimenta de más ansiedad, y cuanto más alimentas la ansiedad con nuevos miedos y preocupaciones, más grande se vuelve.

Lo mejor es intentar vencer tus miedos con sentimientos y pensamientos positivos, pero más adelante hablaremos de ello.

Por primera vez veremos cómo el miedo se duplica o triplica.

Es posible que pienses que siempre debes estar preparado para el peor de los casos, por lo que imaginas en tu mente todos los posibles escenarios que no pueden acabar bien y cómo te comportarás en esa situación.

Primero piensas en cosas grandes, como una entrevista de trabajo, de esta manera, y luego te encuentras pensando en cosas cotidianas de la misma manera.

Entonces puedes empezar a preocuparte por tus preocupaciones y entrar en un círculo vicioso de ansiedad constante.

No tengas miedo al miedo

Sé que parece imposible, pero hay que aceptar el miedo para poder combatirlo. No debes huir de ella, sino aceptarla, porque cuanto más intentes no pensar en ella, más presente estará.

Si buscas ayuda para tu situación, debes saber que sólo tú puedes mejorar su estado. Nadie más puede hacerlo por ti, y esa es la única manera de que salgas del círculo vicioso de la ansiedad como un ganador.

Cuando hayas superado todos los obstáculos y salgas del círculo vicioso del miedo como un ganador, serás aún más resistente y fuerte contra los miedos que vengan después.

Como he dicho antes, debes mirar al miedo a los ojos, porque si cierras los ojos al miedo, no se irá. Todos intentamos hacer desaparecer el miedo de esta manera, pero es inútil, porque hay que enfrentarse a él.

El miedo sólo se puede superar si lo miramos a los ojos, porque si queremos superar algo, primero debemos reconocer qué es y por qué sigue apareciendo. Si sabemos por qué estamos en un círculo vicioso de miedo, podemos aprender a manejarlo mejor o a combatirlo. Si no estamos seguros de por qué nos sentimos ansiosos todo el tiempo, no podemos encontrar una salida.

Si nos pasamos la vida intentando huir del miedo, éste siempre nos seguirá como una sombra.

Debes sumergirte directamente en el círculo vicioso del miedo y tratar de analizarlo para averiguar a qué le tienes tanto miedo.

Enfréntate a estos miedos y verás que no son tan malos como pensabas.

Si confías en tus posibilidades y adoptas una visión positiva, aprenderás a lidiar con los miedos irracionales que impiden que tu vida dé un giro a mejor.

El hombre es capaz de superar y sobrevivir a cualquier cosa, y seguro que puedes conseguir salir felizmente de este círculo vicioso del miedo.

Consejos para acabar con el círculo vicioso del miedo

Si sufres de ansiedad crónica, vives en la ansiedad y se convierte en tu forma de vida. Este miedo se despierta contigo, persigue todo lo que haces y sientes, y te vas a dormir con él.

En este constante círculo vicioso del miedo, te sientes constantemente frustrado y experimentas una constante derrota.

No debes permitir que el miedo te lleve por la vida y te robe el tiempo y la energía.

Si actualmente se encuentra en un círculo vicioso de miedo, piense en los tiempos en los que estos miedos no estaban presentes. Debe haber habido momentos en los que has vivido sin esos miedos y has sido feliz. Intenta recordar esos momentos.

Cuando entro en un círculo vicioso de ansiedad, sé por experiencia propia que no durará para siempre, y tú también deberías saberlo. Todo pasará, sólo hay que esforzarse un poco y la lucha sin duda valdrá la pena.

Una vez que hayas vencido este círculo vicioso del miedo, debes saber que puede haber momentos en tu vida en los que el miedo vuelva a aparecer, pero entonces sabrás cómo afrontar mejor la situación y no será tan intenso como la primera vez.

1. Encuentra la causa de tu círculo vicioso de ansiedad

Para evitar quedar atrapado en el círculo vicioso de la ansiedad durante mucho tiempo, debes averiguar cuál es la causa de tu angustia.

En un papel, escribe todo lo que te produce ansiedad y luego rodea los puntos que más te preocupan. Intenta concentrarte y escribir algunas acciones que puedas llevar a cabo para evitar que estas cosas ocurran.

Piensa también en los miedos intangibles, como la invasión extraterrestre, y verás que esas situaciones son poco probables.

Al anotar los miedos, intente también analizar de dónde provienen estos miedos y dónde están sus raíces.

Encuentra la diferencia entre las preocupaciones solucionables y las no solucionables.

La resolución de problemas requiere evaluar una situación, elaborar pasos concretos para resolver el problema y ponerlos en práctica.

Las preocupaciones solucionables son aquellas que puedes abordar de inmediato. Por ejemplo, si le preocupa su crédito, puede llamar a su prestamista y pedirle opciones de pago flexibles.

Escribe una lista con todas las posibles soluciones que se te ocurran y céntrate en lo que puedes resolver. A continuación, cree un plan de acción e intente hacer algo para solucionar el problema. Esto sin duda le ayudará a sentirse menos ansioso y es un buen paso para salir del círculo vicioso de la ansiedad.

Las preocupaciones sin solución son aquellas para las que no se pueden tomar medidas adecuadas, por ejemplo, si te preguntas: «¿Qué me pasaría si mi marido muriera antes que yo?».

Si actualmente se encuentra en un círculo vicioso de miedo, es muy probable que sus preocupaciones entren en la categoría de irracionales, como la invasión alienígena mencionada anteriormente.

Centrarse en los peores escenarios sólo te impide disfrutar de las cosas agradables que hay en este momento.

Al preocuparnos, a menudo intentamos predecir y controlar el futuro para evitar experiencias negativas y controlar el resultado, pero debes saber que este comportamiento no funciona y hace que tu vida empeore, no que mejore.

No tiene sentido pensar en lo que puede salir mal porque la vida tiene su lado bueno y su lado malo. Además, no todo en la vida es blanco o negro, sino también gris.

Si estás más relajado, también puedes afrontar mejor los aspectos negativos de la vida.

3. empezar de inmediato a luchar contra el círculo vicioso del miedo

Ya no hay excusas.

Las excusas son una especie de mecanismo de defensa que utilizamos para evitar afrontar los problemas.

Constantemente encontramos excusas y nos escondemos detrás de ellas para seguir siendo pasivos y así quedarnos estancados en una misma situación.

Las excusas nos dan una sensación de calma y seguridad, pero no nos conducen a la luz, sino a la oscuridad.

Deberías preguntarte en este momento si realmente estás donde quieres estar en la vida. Si la respuesta es negativa, no hay que poner excusas y empezar inmediatamente a hacer algo con los miedos y su insatisfacción.

Cuando seas consciente de la tendencia de tu cerebro a utilizar excusas para evitar rendir cuentas, te resultará más fácil descartarlas.

4. Toma tu destino en tus manos

Cuando nos encontramos en un círculo vicioso de miedo, los sentimientos de culpa también suelen aflorar.

Nos sentimos culpables de algo o culpamos a otra persona de nuestro destino.

Libérate de esos sentimientos de culpa y toma las riendas de tu vida.

No te sirve de nada pensar en el pasado. Cuando se trata del futuro, es bueno planificar grandes cosas, pero no hay que tomarse estos planes en serio, porque la vida y nosotros mismos cambiamos.

Lo mejor es vivir el presente. Sé que no es fácil vivir en la media de oro, pero si vives el 40% de tu vida de esta manera, tu vida será perfecta.

El paso más importante para salir del círculo vicioso de la ansiedad es darse cuenta de que se puede elegir. Puedes elegir vivir una vida feliz, pero tendrás que luchar mucho por este objetivo, pero al final de la lucha serás recompensado.

Toma las riendas de tu vida, reúne todas tus fuerzas para que el círculo vicioso del miedo sea cosa del pasado.

5. visualizar una señal de stop

Cuando notes que el círculo vicioso de la ansiedad se apodera de ti y empiezas a preocuparte, cierra los ojos y visualiza una señal de stop que te recuerde que no debes preocuparte.

En su lugar, intenta pensar en algo positivo, o como dicen los americanos, «Put the happy thought». Estos pensamientos positivos te calmarán y te será más fácil poner en práctica este cambio de pensamiento en el día a día.

Centra tu atención en los hechos de tu situación actual y no en tus pensamientos. Esto es lo que deberías pensar: Sus sentimientos de miedo son exagerados y no se basan en la realidad.

6. pasar tiempo con las personas que te apoyan

Cuando estás en un círculo vicioso de ansiedad, no te apetece hacer cosas con amigos o estar en un grupo de personas.

Te sientes aislado y sólo estás en tu propia cabeza. Todas las situaciones en las que puedes estar te parecen negativas y no puedes relajarte en compañía de los demás.

Debes saber que nacemos como seres sociales y necesitamos la compañía de los demás y que nuestro bienestar depende en gran medida de ella.

Aunque no encuentres fuerzas para hablar con alguien, deberías hacer un esfuerzo y conocer a alguien que tenga un efecto positivo en ti. Si no puede hacerlo, también puede llamar a esa persona y hablar con ella.

Puede que su ser querido no conozca el dolor que usted siente, pero incluso su cercanía es suficiente para hacerle sentir más cómodo y un poco mejor.

Debes tener cuidado y no seguir siempre los consejos de tus amigos y familiares. Sabemos que nuestros seres queridos sólo quieren lo mejor para nosotros, pero no son expertos.

Habla con tus seres queridos y diles que se enteren de tus problemas.

Si estás en un círculo vicioso de ansiedad, un mal consejo puede empeorar la situación.

7. vencer el círculo vicioso de la ansiedad con el deporte

Tu estado mental también tiene mucho que ver con tu cuerpo.

Se ha demostrado que la actividad física reduce la ansiedad. Así que la próxima vez que notes que te entra ansiedad, sal a la calle y da un paseo, haz footing o vete en bicicleta.

El yoga también es excelente para aliviar la ansiedad, reducir la presión arterial y calmar el cuerpo.

Si estás en un círculo vicioso de ansiedad, no debes recurrir a los cigarrillos ni a la cafeína, porque aumentan los niveles de adrenalina, la adrenalina provoca palpitaciones y las palpitaciones desencadenan la ansiedad.

Si no puedes ir a un gimnasio, puedes simplemente salir a caminar. Esto sin duda te hará bien, porque te ocuparás de las cosas que encuentres y pensarás menos en tus miedos.

Para mí personalmente, distraer mis pensamientos es uno de los mejores trucos cuando quiero alejarme de mis miedos. iEn esas situaciones, me ocupo de otra cosa que capte mi atención.

8. adoptar una mentalidad de abundancia

Los sentimientos positivos y el miedo no pueden estar presentes en ti al mismo tiempo.

No es posible estar triste y feliz al mismo tiempo. Tampoco puedes sentir gratitud y miedo al mismo tiempo, pero puedes sustituir uno por otro.

La gratitud hace que desaparezca el miedo y aparezca la abundancia.

Así que si cambias tu mentalidad de esta manera, naturalmente sentirás más positividad y menos miedo en tu vida.

Personalmente, he estado explorando mucho la idea de la gratitud y la abundancia. Al principio no estaba tan entusiasmado y no sabía cómo manejar estos pensamientos, pero fui persistente y no quise abandonar esta práctica. Después de algún tiempo, la sensación de satisfacción llegó. Estaba satisfecha con mi vida tal y como era y apreciaba más las pequeñas cosas de la vida.

Desarrollar una mentalidad de abundancia es la clave para dejar de vivir con miedo.

Visualiza, medita y piensa en todo lo que agradeces y poco a poco saldrás del círculo vicioso del miedo.

Cada vez que te preocupes o te sientas ansioso, tendrás una poderosa caja de herramientas a la que recurrir para superar esos malos pensamientos.

9. El fracaso es inevitable

Debes saber que el fracaso es algo muy natural que incluso las personas con éxito experimentan.

El fracaso es un proceso, al igual que el éxito. Conseguir un objetivo nunca puede ser fácil y también hay que aceptar el fracaso y seguir adelante. Cuando fracasamos en algo, no significa que hayamos perdido la batalla, sino que nos recuperamos un poco en ese momento y seguimos adelante.

Cuando se emprende la lucha contra el círculo vicioso del miedo, hay que estar preparado para que no todo salga bien. Habrá días buenos y días malos, pero en esos momentos malos, imagina la meta y cómo te sentirás cuando ya no seas prisionero del miedo.

Te deseo mucho éxito y cuídate mucho.

tarot arcanos mayores


0 Comments

Deja una respuesta

Avatar placeholder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.