¿Cómo interpretar los sueños?

Los sueños son un componente muy importante en nuestras vidas. Pueden cambiar el estado de ánimo de un día, pero también pueden darnos la clave para resolver un problema, pueden advertirnos de un acontecimiento que está a punto de suceder y pueden darnos una forma de reunirnos con quienes ya no están físicamente cerca de nosotros. Pero, ¿cómo interpretar los sueños? ¿Cómo pueden los sueños ayudarnos a vivir mejor? Descubramos juntos

El sueño: definición

El sueño es la actividad psíquica que tiene lugar durante el sueño. Pero los sueños no son todos iguales y no se diferencian sólo en la duración, en el significado, en la belleza. De hecho, hay diferentes tipos de sueños, veámoslos todos.

Tipos de sueños

Sueños que promulgan nuestros deseos, sueños premonitorios y sueños que son verdaderos mensajes. Aquí están los diferentes tipos de sueños.

Sueños de guardián del sueño

Hay sueños que pretenden proteger nuestro sueño para que podamos seguir durmiendo. Un ejemplo es el del sonido de las campanas que sustituye al de las bombas durante la guerra. Percibimos un sonido y lo transformamos integrándolo en nuestro sueño para poder seguir durmiendo.

Sueños que representan impulsos o deseos

Nuestros deseos se traducen a menudo en sueños. Los que, por ejemplo, desean ser el centro de atención pueden soñar que están en un escenario.

Sueños que reprocesan los recuerdos

En este tipo de sueños resucitamos nuestros pensamientos y deseos de la infancia.

Sueños consoladores

Son sueños que acuden en nuestra ayuda siempre que necesitamos apoyo, consuelo, ánimo.

Marcos de sueños del momento

Son sueños que reelaboran lo que uno está viviendo en ese momento pero en una clave diferente para que podamos, por ejemplo, ver las cosas de otra manera.

Síntesis de los sueños

En este tipo de sueños hacemos una síntesis real de nuestra situación actual: amor, amistades, trabajo, familia, etc.

Sueños premonitorios

En estos sueños uno tiene la posibilidad de ver el futuro, en algunos casos nos dan la oportunidad de actuar, en otros es sólo una especie de visión de lo que va a pasar.

Sueños con mensajes

En este tipo de sueño uno tiene la posibilidad de soñar cosas que se harán realidad y saber inequívocamente que efectivamente sucederán. O se reciben mensajes específicos de personas fallecidas que les piden que den un mensaje a sus seres queridos.

Sueños recurrentes

El mensaje contenido en el sueño recurrente es en el que debemos centrar nuestra atención.

Sueños compartidos

Este tipo de sueño se comparte con otra persona, una especie de encuentro en la dimensión onírica.

Los sueños como experiencia de una realidad sutil

El sueño de este tipo es una especie de viaje astral que permite volar o ver el propio cuerpo desde arriba.

Sueños espirituales

En estos sueños un guía nos da mensajes o nos muestra un determinado camino a seguir.

Cómo funciona el sueño

El sueño funciona según las Leyes del Inconsciente, utilizando símbolos o metáforas por asociación, pasando a elementos sin importancia de los recuerdos significativos, resumiendo todo el material en una sola situación: cosas lejanas y cosas cercanas, fusionando la realidad del sueño y la realidad de la vigilia donde no hay una clara distinción entre nosotros y el mundo, haciéndonos perder la pista del espacio-tiempo. Además, el sueño no sigue las leyes naturales, en el sueño no hay un antes y un después lógico, en el sueño las cosas se amplifican.

Desentrañar los significados del sueño no es algo difícil, sin embargo, entender lo que un sueño quiere decirnos es algo que todos podemos y debemos hacer. Esto se debe a que el sueño puede realmente ayudarnos tanto a entendernos a nosotros mismos como a comprender cómo podemos mejorar nuestras vidas.

Interpretación de los sueños proféticos

Los sueños pueden ser proféticos, en cuyo sentido constituyen una especie de clarividencia. Pueden presagiar acontecimientos de gran importancia, como una muerte o una catástrofe, o acontecimientos sin importancia, y en estos casos es difícil entender por qué se sueña. A menudo la profecía debe considerarse como una premonición, y no faltan ejemplos en los que tales premoniciones se han cumplido, salvando así al soñador de la desgracia o la muerte. En muchos casos la sugerencia se pasa por alto o no se entiende su significado hasta su cumplimiento. En otros casos se hace un intento de actuar sobre la advertencia, pero a pesar de ello, las circunstancias sobre las que el soñador no tiene ninguna influencia, le llevan sin embargo a la condición que fue profetizada.

Cómo interpretar los sueños

En primer lugar, para poder interpretar los sueños, hay que aceptarlos y recordarlos. En cuanto a la aceptación, hay que señalar que todo sueño debe ser aceptado y apreciado: incluso el sueño que puede parecer tonto o fragmentario puede ofrecer múltiples oportunidades de comprensión intuitiva.

Para aumentar la memoria onírica, es bueno entrenarse en la observación del entorno, empezando por la vida real. Observar y memorizar detalles también es un ejercicio muy útil en los sueños. Tener un cuaderno y un bolígrafo en la mesilla de noche es muy útil para apuntar las palabras clave que pueden ayudar a recordar el sueño.

Ejemplo de interpretación de un sueño

Lo primero que hay que evaluar al soñar es cómo nos ha dejado el sueño. Es importante cómo nos sentimos al despertarnos: ¿estamos contentos o disgustados?

Lo que uno hace en el sueño también es importante. Por ejemplo, si en un sueño estamos subiendo (una montaña, una escalera, etc.) esto podría representar un ascenso, pero es importante evaluar todos los elementos presentes en el sueño como la presencia de obstáculos, como si logramos o no llegar a la cima, como la sensación de fatiga que se siente en el sueño. Son precisamente los elementos presentes los que cambian el significado del sueño y nos dicen si estamos en un camino ascendente o vivimos una situación difícil.

Si en el sueño, por ejemplo, experimentamos malestar, miedo, vértigo, tal vez el sueño nos esté advirtiendo de que el camino que estamos recorriendo no es el correcto, o que aún no estamos preparados para un determinado camino. El vértigo o el miedo a la caída ponen de manifiesto la necesidad de mantener la situación bajo control e indican la falta de apoyo en la subida, la duda o la conciencia de la falta de herramientas.

También es importante cómo nos sentimos en el sueño: si las piernas ceden el sueño indica que podemos estar gastando demasiada energía en cosas que no son útiles actualmente para nuestro camino.

En el sueño habrá seguramente otros elementos a analizar, como el tipo de paisaje, el estado del camino, los colores.

Los símbolos presentes en el sueño pueden ser universales o estrictamente personales. Para los primeros, es decir, para los símbolos universales, son muy útiles los buenos libros de interpretación de sueños, pero para los segundos, es decir, para los símbolos estrictamente personales, depende de nosotros entender lo que el sueño nos quiere decir. Y podemos estar seguros de que hay algún mensaje para nosotros en cada uno de nuestros sueños.

Tarot almas gemelas Descubre tu Verdadero Amor


0 Comments

Deja una respuesta

Avatar placeholder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *